Creó un producto biotecnológico «Aflox», que elimina las toxinas en los campos agrícolas, en base a un polvo rociador hecho con microorganismos vivos. Con este producto espera reducir el número de fallecidos en los países de bajos ingresos, y permitir que Chile y otros países tengan acceso a mercados más estrictos, y así evitar la pérdida de productos por consecuencia de la contaminación.

Iniciativa que le permitió dar un importante paso al ser becada para la pasantía de tres meses en la Singularity University de Sillicon Valley, conocida como la Universidad de la Nasa ubicada en Mountain View, California. Ganadora del concurso de Innovación Her Global Impact 2016.

Carolina quiere transmitirnos su experiencia personal y profesional, ella cree que la inteligencia no lo es todo, sino que el factor fundamental es la visión que uno genera lo que nos hace diferente a los demás. Si hay algo que la vida le ha enseñado es a no ponerse limites, ya que nadie te puede decir cuál es tu limite, solo uno cuando ya hayamos tenido la oportunidad de intentarlo.